Vidrio lacados

Información

El vidrio lacado de colores es un tipo de vidrio pintado de color con una pintura especial o lacada que se utiliza principalmente para decoración. Se forma a partir de un vidrio flotado o recocido (conocido comúnmente como ‘float’) y, una de sus caras, es pintada con una pintura especial o lacada. En función de los acabados, este tipo de vidrio puede ser traslúcido (para dejar pasar la luz) u opaco (impedir la entrada total de luz), además se pueden vitrificar.

Los grosores del vidrio lacado de colores con los que trabajamos son 4 mm y 6 mm, es decir, los mismos que los de los vidrios simples o monolíticos. Pueden ir al corte, con cantos pulidos, pueden ser templados o, incluso, laminarse.

Además de vidrio lacado blanco, la variedad de colores en el vidrio lacado es muy amplia. En este sentido, para la obtención de colores más puros y exactos a la carta Ral, se suelen utilizar vidrios extraclaros para que el tono verdoso del vidrio no distorsione el color final.

Normalmente, el vidrio lacado se utiliza para crear espacios blancos y de color, llamativos y atractivos pues aportan mucho brillo, luminosidad y color al ambiente en el que se ubican. En este sentido, se utilizan especialmente para forrar cocinas, baños, tapas de mesa, separaciones de ambientes, puertas de armarios e infinidad de sitios por su diseño moderno.

El vidrio lacado de colores es de fácil limpieza ya que es su cara brillo la que siempre se coloca de cara al exterior.

Solicite su presupuesto

Nuestra modalidad de operación se basa en examinar minuciosamente el proyecto a ejecutar, lo que nos habilita para generar un presupuesto completamente a medida para cada uno de nuestros clientes.

Brindamos un asesoramiento experto y soluciones a medida para cada proyecto.